Lun. Abr 15th, 2024

Los estudios demuestran que el internet de las cosas (IoT) está creciendo en los últimos años y este se ha convertido en una realidad en varios países del mundo, la mayoría de estos dispositivos que se conectan a internet también se les conoce como dispositivos inteligentes que han revolucionado las formas en cómo viven, trabajan e interactúan las personas con el mundo que los rodea. 

El Internet de las cosas (IoT) se puede aplicar en los hogares e incluso crear ciudades inteligentes, por lo que nos permite conectarnos con el entorno desde una forma que antes parecía imposible, por consiguiente hay una gran cantidad de beneficios y hay grandes desafíos que deben superarse como son la privacidad, seguridad, operatividad, regulaciones, etc. 

Para el 2025 se prevé que existirán más de setenta mil millones de dispositivos en línea, los mismos tendrán un gran impacto en la forma como funciona el mundo, entre ellos se pueden mencionar los timbres, termostatos, cerraduras y sistemas de alarmas. 

Ventajas y beneficios de IoT 

Mayor eficiencia: los dispositivos IoT pueden ofrecer funciones óptimas y eficientes, para ahorrar tiempo, reducir costos y permitir una mejor toma de decisiones, por ejemplo, en el ámbito industrial los dispositivos IoT pueden ayudar a monitorear equipos y máquinas para detectar cualquier tipo de problemas con anticipación y así solucionar cualquier problema.

Seguridad y protección: al conectar varios sensores y dispositivos, estos pueden ayudar a monitorear y detectar cualquier peligro potencial y en tiempo real ofreciendo así una respuesta más rápida antes cualquier emergencia, por ejemplo, estos dispositivos pueden ayudar a reconocer a calidad del aire, detectar fugas de gas y así notificar a las autoridades en caso de emergencias.

Desarrollo sostenible: al lograr monitorear el uso de energía, el consumo de agua y la generación de desechos, los dispositivos IoT pueden ayudar a las personas y las empresas a reducir su impacto en el medio ambiente, además pueden ajustar la iluminación, calefacción y optimizar el uso de energía. 

Desafíos de los hogares conectados 

Es importante reconocer que los dispositivos IoT son vulnerables a los ataques cibernéticos como cualquier otro sistema conectado, sin embargo, los dispositivos IoT no disponen del mismo nivel de características de seguridad que se encuentran en la mayoría de dispositivos informáticos convencionales. 

Es importante mencionar que algunos dispositivos IoT tienen una gran capacidad de procesamiento y una memoria limitada, lo que significa que es posible que no puedan admitir protocolos de seguridad robustos, además algunos de ellos están diseñados para ser de bajo costo. 

Finalmente, una de las grandes preocupaciones de seguridad de los dispositivos IoT son los accesos no autorizados, por lo que los piratas informáticos pueden acceder a ellos y aprovechar las vulnerabilidades de estos dispositivos y luego enviar ataques a otros dispositivos del hogar. 

Por consiguiente, los fabricantes deben tener especial cuidado con las vulnerabilidades de seguridad, los datos y el almacenamiento, por lo que hace que estos dispositivos puedan ser fáciles de manipular por los piratas informáticos. 

Por admin