Lun. May 23rd, 2022

Todo aprendizaje en la clase depende de la habilidad del profesor para mejorar y mantener motivados a los estudiantes del el inicio del curso. El nivel de motivación del estudiante al llegar a clases puede cambiar para mejor o peor, según lo que suceda en el aula.

La mayoría de los alumnos tienen años de experiencia en clases en las que el profesor les indica que deben estar sentados, callados y escuchando, ya que este es fuente del conocimiento, el aprendizaje era descrito como algo que se inyectaba.

En la realidad no es importante la enseñanza, sino lo que los alumnos aprenden en si, el aprendizaje siempre estará relacionado directamente con la calidad de la enseñanza. Existen factores que afectan la motivación del estudiante como son: el interés por la materia, su utilidad, la paciencia del alumno. Entre otros

Estrategias de motivación

Estas se plantean con la idea de utilizar las que son esenciales, todo depende de las características de la asignatura, del tamaña del grupo, los conocimientos previos, aunque existen algunas que son fundamentales para la motivación.

Cuando se quiere construir algo, se debe conocer el terreno en el que se apoyaran:

Conocer los estudiantes y situación actual: Todo maestro o profesor debe conocer y saber las habilidades y fortalezas de sus estudiantes, aprender sus nombres para conectar con ellos e inspirar el aprendizaje. Conocer sus miedos, debilidades o dificultades.

Conocer sus métodos de aprendizaje: Esta se puede aplicar el mismo día de inicio de clases, a través de un juego llamado Perry, donde cada alumno elige entre 53 afirmaciones relacionadas con la docencia, aquellas con las que esta de acuerdo.

Hacer notar el entusiasmo con tu asignatura: Si el profesor esta aburrido o apático, los estudiantes lo notan, el entusiasmo muchas veces viene del gusto por la materia o por el placer de enseñar, porque esto se le nota al profesor.

Individualizar la enseñanza en la medida de lo posible: Hace referencia a dedicar tiempo a cada estudiante, todos quieren satisfacer sus necesidades, cada alumno y clase son diferentes. Los estudiantes quieren tener profesores reales, que los apoyen, que les den información sobre su progreso de manera individual.

Tratar a los estudiantes con respeto y confianza: Los comentarios a los estudiantes no se pueden hacer de manera despectiva, sin ridiculizarlo en público, ya que el alumno no se dedicara a aprender. Siempre es mejor decir las cosas en privado, si lo esta haciendo bien felicitarlo, para que cada día se esfuerce por aprender.

Mantener altas expectativas de los estudiantes: A los alumnos no se les puede decir que no va aprobar, es necesario animarlo con herramientas que pueda aplicar para resolver problemas, este sentirá que el profesor confía en el y sus capacidades.

Señalar la importancia de la asignatura: Es necesario que los estudiantes entiendan porque la materia es importante, por ejemplo: La cerrajería, su utilidad en la vida profesional, realizar problemas prácticos de reparación de cerraduras.

Variar los métodos de enseñanza: Para que valga la pena ir a clases, que el profesor no se limite a seguir al pie de la letra un texto, se trata de evitar el aburrimiento, la rutina, que cada clase sea una experiencia nueva.

Por admin